coke Adorador

alabanza y ADORACIÓN cATÓLICA en Espíritu y verdad

¿Carisma de lenguas en la iglesia Católica? IV PARTE- ¿Y SI YO NO TENGO EL DON?

¡La paz y el amor del Señor con ustedes!

Muchos  hermanos (lo cual agradezco de corazón) me han preguntado ¿cómo es que logro saber si el Señor me dio o me dará el carisma? ¿Es necesario estar dentro de la Renovación para orar en lenguas? ¿A quiénes el Señor les da el carisma?

Tome algunos correitos que me dejaron (con el permiso correspontiente)…

TESTIMONIO I: <<Cuando vi a todos tan concentrados orando en lenguas, quise hacerlo pero
mire a mi amigo, y me dio mucha vergüenza, desde ahi, nunca pude.>>

TESTIMONIO II: << Yo no hago oración en lenguas, porque es demasiado básica en mi. Solo digo
letras y en el mejor de los casos sílabas. Todo el resto habla tan estructurado…>>

TESTIMONIO III: <<Cuando creí orar en lenguas un servidor  me miró raro, porque yo no pertenecía a
la renovación  y nunca mas lo intenté>>

TESTIMONIO IV: <<No siento absolutamente nada. Orar el lenguas me es indiferente.>>

-El demónio siempre tratará de meter la cola donde un hijo de Dios, pueda llegar a ser feliz-

El tratará siempre de usar todo su ingenio para lograr que usted no puea orar en lenguas, pués el sabe que ahi se forma un enlace directo con el reino de los cielos.

“Cualquiera pues, puede expresarse en lenguas, siempre que la gracia del espíritu active en él una capacidad
latente que todos t
enemos.>” P. Ibañez.

El carisma de lenguas es un regalo que da el espíritu a quien él se lo quiera dar (véase post´s anteriores). Sin embargo, la iglesia nos ha enseñado a través de tantos siglos de vida en Cristo, que nosotros podemos desear y  pedir los dones y carísmas del espíritu.

¡y claro, si el espíritu mora en nosotros desde el bautismo!
Entonces la iglesia nos llama a cederse, rendirse y someterse a los dones del espíritu que ya están en nosotros.

LA PRÁCTICA HACE EL MAESTRO:

Como bebés hablando a sus padres (véase I Parte- COMO NIÑOS), nuestra oración en lenguas irá adquiriendo una dulzura y estructura característica que nunca pero JAMÁS será igual a la de otro hermano.
Si usted siente que su oración en lenguas es muy básica, de gloria a Dios por eso, ya que esta usted aclamando a Dios como un niño.
Al principio siempre se comenzará con vocales y sílabas dirigidas al Señor, y a mi humilde criterio, creo que son aquellas inocentes oraciones, las que Dios mas ama. Por otro lado, la práctica de hablarle a Dios en lenguas (“en espíritu”, cuidado con caer en jugar con el carisma), irá formando en usted una oración de palabras mas estructuradas (que claro, usted no entiende), que iran creciendo junto a su intimidad con Jesús… y la intimidad con Dios es algo que va aumentar si o si cuando a usted se le de el regalo.

EFECTIVAMENTE, EL DON DE LENGUAS NO ES PARA TODOS

El espíritu Santo es un Dios Caballero, jamás nos va a forzar a nada. El don de lenguas es para los que alguna vez hemos confesado que somos torpes, y que nuestras palabras no alcanzan para el buen Dios, y los que nos damos cuenta que nuestra oración es un tanto frágil y débil.
Si existe gente que piensa que puede dirigirse perfectamente a Dios, o mejor aún, que su oración es tan profunda, que sus dones y talentos son tan completos,  no existirá entonces  la necesidad de este don.

En cambio, si siente usted que su oración no es tan íntima, y sueña con lograr una relación de amor con tu amado Dios, entonces es usted un necesitado del don de lenguas.

<<Desde que el Señor me dio el carisma de lenguas, mi intimidad con el es maravillosa>> (Sacerdote Católico)

Si es su caso, y siente desde el corazón que quiere lograr mas intimidad con el Señor, puede usted seguir estos pasos:

1.- Acepte su ignorancia ante Dios, dígale que no sabe usted como hablarle.
2.- Entréguele su laringe, su boca, lengua y labios al Señor.
3.- Dígale al Señor “Abre mis labios y mi boca dirá tu alabanza” (Salmo 51,17)
4.- Dios le responderá “Abre tu boca y yo la llenaré”  (Salmo 81,11)
5.- Dele gracias a Dios diciendo “Me dio el Señor una lengua en recompensa y con ella alabaré” (Eclesiástico 51,22), y créalo.

TESTIMONIO V: <<Me he pasado mas de dos años pidiendo el carisma de lenguas pero no pasa nada>>

Pasa muchas veces que nos preocupamos tanto de pedir el regalo del carisma de lenguas, que nos despreocupamos de alabar a Dios. El espíritu Santo activa el carisma, cuando estamos preocupados de alabarle y confiados que la oración en lenguas llega por añadidura. No se debe transformar en una petición obsesiva a nuestro Dios.

Si quedó usted con la chispita encendida lo invito a que pueda escuchar y cantar con jon Carlo y su nuevo sencillo “Fluye”. Esta es la canción precisa para pedir el carisma al Señor. Le recomiendo que lea la letra que el dejo escrita aqui, y posteriormente le de play a la canción.

FLUYE – Jon Carlo
Hay un pueblo que clama, Señor
Una fresca y nueva, Unción
Desde el valle a los montes, cubrirá
Como río que arrasa, el vendrá

Bendita promesa, que ha de venir
Los cielos se abren PODEMOS PEDIR

FLUYE, ESPÍRITU DE DIOS
FLUYE EN MI CORAZÓN
APODERATE, DE TODO MI SER, SEÑOR

Hay un pueblo que clama, Sanidad
Al enfermo tu sanas, y le das tu paz

Bendita promesa, nada impedirá
QUE ABRA MI BOCA Y PUEDA CLAMAR

Les comento que nos queda solo una parte de este tema, que tiene  relación con la práctica de la oración en lenguas, y el carisma de la interpretación de este don

Atentísimo a los comentarios, le dejo un abrazo fuerte en Cristo

tu hermano COKE
Unidos en la Adoración y la Alabanza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: